miércoles, 13 de abril de 2016

EL RELOJ: Alguien más en quien confiar


Single editado en 1974


Mañana iré a buscarte igual que todos los días,
quiero hablarte una vez más.

Quiero contarte mi vida para que sepas que tienes
alguien más en quien confiar.


Gustavo Cipriano: voz
Juan Espósito: batería
Luis Valenti: teclados
Osvaldo Zabala: guitarra
Polaco Riedel: bajo


viernes, 1 de abril de 2016

GIECO, León: Para la vida

Estoy aquí sentado bajo del pequeño sol,
el que nos dio águila y también gorrión. 
¿Qué hacer con el silencio cuando la cabeza estalla? 
¿Cómo parar la impotencia de no poder hacer nada? 
Porque querer matar a tus hijos 
es para que duela años la sangre. 
Ayer por no querer a la patria
y ahora por quererla demasiado. 

Leyes viejas más genocidas,
mal presagio para la vida... 

Con la luz llena de sombras y con el sol en sufrimiento 
volví a mi casa de rodillas y aquí mis amigos muertos. 
En un país enfermo todas las cartas sobre la mesa,
jugamos juegos perversos entre fútbol y guerra. 
Sangre de gloria, odio contra amor,
dioses y bestias, locura y dolor. 
Abriré las puertas de este vacío 
porque el destino me lanzó hacia arriba. 

Leyes viejas más genocidas, 
mal presagio para la vida...

Insistiré con un mar de rosas
y construiré sobre cenizas. 
Tendré un sueño nuevo en mis manos 
y lucharé para que sea justicia. 
Las mejillas de mis hijos en mis labios, 
y encontraré en sus ojos un nuevo descanso. 

Leyes viejas más genocidas, 
mal presagio para la vida...

(1951)



miércoles, 16 de marzo de 2016

LOS TIPITOS: Silencio



Silencio que no es silencio...
Alguien se levanta, otro viene a buscar.
Ella trae algo que no busco y espero.
Silencio que no es silencio...
Calles y lugares se cuelgan de mí,
toda mi camisa está llena de anzuelos.
Silencio, espero el silencio...
Un montón de bocas como parlantes
aturan el aire.

Hoy que mi corazón se aturde en silencio
hablando solo cuando es tarde
y ya no hay nada mas que hablar.
Hoy que mi corazón se agita en silencio
por los gritos del amor.

Silencio que no es silencio...
Surfeando mi camino que creo está bien,
Sinuoso camino de arena y de mar.
Silencio, espero el silencio...
Un montón de bocas como parlantes
Saturan el aire...

Hoy que mi corazón se aturde de silencio
hablando solo cuando es tarde
y ya no hay nada mas que hablar.
Hoy que mi corazón no encuentra el silencio
por los gritos, revelados, del amor.





Federico Bugallo: bajo, armónica y coros
Pablo Tévez: batería y coros
Raúl Rufino: guitarras y voz
Wálter Piancioli: piano, teclados, guitarra y voz



jueves, 25 de febrero de 2016

GIECO, León: Cinco siglos igual



Soledad sobre ruinas,
sangre en el trigo rojo y amarillo,
manantial del veneno, escudo heridas,
cinco siglos igual.

Libertad sin galope,
banderas rotas, soberbia y mentiras,
medallas de oro y plata contra esperanza,
cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra la historia se cayó,
como se caen las piedras
aun las que tocan el cielo
o están cerca del sol.

Desamor, desencuentro, perdón y olvido,
cuerpo con mineral,
pueblos trabajadores, infancias pobres,
cinco siglos igual.

Lealtad sobre tumbas, piedra sagrada,
Dios no alcanzó a llorar,
sueño largo del mal, hijos de nadie,
cinco siglos Igual.

Muerte contra la vida,
gloria de un pueblo desaparecido.
Es comienzo, es final, leyenda perdida,
cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra la historia se cayó, 
como se caen las piedras
aun las que tocan el cielo
o están cerca del sol. 

Es tinieblas con flores, revoluciones,
y aunque muchos no están
nunca nadie pensó besarte los pies,
cinco siglos igual.

(Argentina, 1951)


sábado, 6 de febrero de 2016

CARAJO: Humildad



Maldice el dictador al imponer su propia ley. 
Bencide el corazón cuando se abre. 
Maldita religión por su falta de amor. 
Bendito hasta el dolor si nos cambió en verdad.

Todos quieren tener la razón. Todos quieren tener la razón.

Dentro del corazón es donde nacen los caminos. 
Por la mugre en tus pies sabrás por dónde vas.

Todos quieren tener la razón, creo que perdimos la razón. 

Si quieres ven a considerar y ver cómo se sienten los demás. 
Si quieres, si puedes demostrar humildad.

Me vuelvo a distraer mirándome el ombligo. 
Varado en el andén donde nunca pasa el tren. 
Que salga el sol no depende de mí,
y no sabría qué hacer si me dieras el poder. 
Entonces vamos ya, que la vida se nos va.
¡Vamos! 

Todos quieren tener la razón, creo que perdimos la razón.

Si quieres ven a considerar y ver cómo se sienten los demás. 
Si quieres, si puedes demostrar humildad.

Lejos del hombre, abandonada,
se quedó esperando sola sin nacer
para crecer de ser en ser.

El orgulloso caerá desde su propia altura. 
El orgulloso caerá.
No es creer menos en vos. 
Solo pensar menos en vos. 
No es creer menos en vos. 

Si quieres ven a considerar y ver cómo se sienten los demás. 
Si quieres, si puedes demostrar humildad.


Andrés Vilanova: batería
Hernán Langer: guitarra
Marcelo "Corvata" Corvalán: voz y bajo



martes, 2 de febrero de 2016

QUISTRAL: Tantas cosas


En "Alternativa" (1974)

Necesito tu cariño,
¿no ves que soy muy niño?
Tengo mucho que aprender.

Quiero que me indiques mi camino,
¿no ves? No tengo destino.
Tengo mucho por andar.

Quiero tu ser en cada mañana,
quiero ser tu sueño,
tu sueño de ayer.

Quisiera mojarme con las olas,
hablarle a las amapolas
y a la gente que no cree.

Acostarme solo con tu sonrisa,
hacer el amor de prisa,
así nadie nos ve.

Tantas cosas me quedan por hacer...
Tantas cosas me quedan por vivir...

No, ya no quiero estar rogando
y estarme preguntando 
qué es lo que mañana haré.

Quiero ser ya como el viento
y estar en cada momento
donde tú quieras que estés.

Tantas cosas nos quedan por hacer...
Tantas cosas nos quedan por vivir...

QUISTRAL

Gabriel Ogando y Marcelo Braga en guitarras acústicas y voz.
Guillermo Medi en piano.


jueves, 28 de enero de 2016

LA BANDA DEL PARAÍSO: Rock de Matías




A veces me despierto queriendo a todo el mundo
y es que soñé con vos.
Me acuesto en otro estado y amanezco alucinado,
soñando estoy con vos.
Tu cariño, Matías, que vive en la casa de agua
que hay en mi corazón.

Y vamos a la playa para ver los tigres que ven,
las cañas y los pescados anda mangueándole para él.
Lluvias de aguas de puentes no mojan...

Y le enseñé a leer lo que dicen los pájaros
y a comprender lo que cuentan las sombras.
Le enseñé a leer dibujos en el pasto
y el randonear de la cresta de olas
y todas iguales, siempre distintas y una sola respiración.


Black Amaya: batería
Daniel Manzini: guitarra
Eduardo Kohan: teclados
Néstor Paul: bajo
Raúl Fernández: guitarra
Rubén De León: percusión y voz

Formados en 1973, contaba entre sus líneas con el batero Black Amaya (ex-Pescado Rabioso, ex-Pappo's Blues, ex-Robertones). En su solitario disco, el grupo muestra un rock mas "bailable" del que se podía escuchar por esos años, de todas formas la banda no logra trascender demasiado y se terminan disolviendo en 1975.


domingo, 24 de enero de 2016

SERÚ GIRÁN: José Mercado




José Mercado compra todo importado,
lleva colores, síndrome de Miami, 
alfombras persas, muñequitas de goma, 
olor a Francia y los digitales.

Hering, Chanel, Disco Show. 

José Mercado para ahorrar el pasaje 
se fue en un charter del gurú Maharaji. 
Volvió con cosas para la oficina 
y ni noticias de la luz divina.
 
Panam, Hong Kong, Disneyworld. 

Pide rebaja antes de ver el prospecto,
viaja a Marruecos pero no le hace efecto.
José es licenciado en Economía 
pasa la vida comprando porquerías. 
 
Taiwan, Visa, D.G.I.


Charly García: teclados y voz
David Lebón: guitarra y voz
Oscar Moro: batería
Pedro Aznar: bajo


sábado, 23 de enero de 2016

SPINETTA, Luis Alberto: Ella también

de "Kamikaze" (1982)

Ella también se cansó de este sol,
viene a mojarse los pies a la luna.

Cuando se cansa de tanto querer
ella es tan clara que ya no es ninguna.

Sube a las hojas y cae hasta el mar,
¿cómo es que puedo tocarle las manos?

¿De dónde vienen quienes al nacer
llueven y llueven y en ella se juntan?

Yo me recuesto y ella en el final
viene a dormirme movida de estrellas.

Luis Alberto Spinetta
23/01/1950 - 08/02/2012




sábado, 16 de enero de 2016

GARCÍA, Charly: Buscando un símbolo de paz



Estás buscando un viejo camisón, 
estás buscando alguna religión. 
estás buscando un símbolo de paz.
 
Estás buscando un incienso ya, 
estás buscando un sueño en el placard, 
estás buscando un símbolo de paz. 

Y damos vueltas a la heladera
y solo queda un limón sin exprimir. 
Nos divertimos en primavera 
y en invierno nos queremos morir. 

Estás buscando un porro de papá, 
estás buscando un saco de mamá,
porque si nada queda nada da. 

Estás buscando un incienso ya, 
Estás buscando un sueño en el placard, 
estás buscando un símbolo de paz. 

Y damos vuelta a la discoteca 
y ya no quedan ganas de sonreír.
Nos divertimos en primavera
y en invierno nos queremos morir. 

Será porque nos queremos sentir bien 
que ahora estamos bailando entre la gente.
Será porque nos queremos sentir bien
que ahora todo suena diferente. 



viernes, 15 de enero de 2016

SKAY BEILINSON, Eduardo: Oda a la sin nombre

Escuché un millón de voces en esta tierra,
oí tu silencio al partir,
escuché un susurro que me decía:
"Ella baila siempre detrás".

Me crucé con un niño y perros salvajes,
vi una luz espectral,
andaba un ángel delante mío
"y ella baila siempre detrás". 

Me acompaña, nunca duerme,
no descansa, siempre junto a mí.

Puse cuchillos y espadas filosas
clavados en una pared,
puse un crucifijo que debajo decía:
"Ella baila siempre detrás".

Pasé la frontera con los ojos cerrados,
vi fuegos helados arder, 
y como una sombra que viaja conmigo,
"la parca siempre viene detrás".

Me acompaña, nunca duerme,
no descansa, siempre junto a mí.

Skay



domingo, 3 de enero de 2016

MANAL: No, pibe



No hay que tener un auto
ni relojes de medio millón,
cuatro empleos bien pagados, 
ser un astro de televisión. 

No, no, no, no, pibe, 
para que alguien te pueda amar;
porque así solo tendrás
un negocio más. 

No debes cambiar tu origen
ni mentir sobre tu identidad. 
Es muy triste negar de dónde vienes,
lo importante es adónde vas. 

No, no, no, no, pibe, 
no lo hagas que eso está mal; 
si tu madre te escuchara
moriría de llorar. 

No hay que viajar a Europa
ni estudiar en la universidad, 
tener títulos de nobleza
o prestigio en la sociedad. 

No, no, no, no, pibe, 
para que alguien te pueda amar. 
Nada de eso es importante
en amor, ya lo verás.

Manal

Alejandro Medina: bajo y voz
Claudio Gabis: guitarra
Javier Martínez: batería y voz


jueves, 24 de diciembre de 2015

NEBBIA, Litto: Yo no permito


Yo sé que no puedo morir por ahora
y la razón es que ando muy ocupado. 
Pero suceden cosas diariamente 
que intentan liquidar mis sentimientos
y yo no hago caso. 

Yo no permito que me impidan seguir, 
yo los invito a que me vean seguir. 
Y si lo intento es porque estoy convencido 
que para lograr algo hay que insistir. 

Me encontré ayer con un pibe de quince, 
me preguntó que cómo había hecho. 
Yo no quise aburrirlo con mi rollo, 
de que aún sigo intentando
y pensé que era mejor decir:

Yo no permito que me impidan seguir, 
yo los invito a que me vean seguir. 
Y si lo intento es porque estoy convencido 
que para lograr algo hay que insistir. 

Por eso si mañana comprás el diario
y leés de nuevo que todo anda mal
y en el trabajo te dicen que no vuelvas, 
buscá una mano amiga, madurá tu paciencia, 
alimentá tu fuerza, de qué sirve que te anules, 
piensa en otras direcciones que a lo mejor de esta salimos
y ya no tendrás que decir:

Yo no permito que me impidan seguir, 
yo los invito a que me vean seguir. 
Y si lo intento es porque estoy convencido 
que para lograr algo hay que insistir. 

Litto Nebbia
(interpretada con el Cuarteto Supay)


martes, 15 de diciembre de 2015

SERÚ GIRÁN: La grasa de las capitales



¿Qué importan ya tus ideales, 
qué importa tu canción? 
La grasa de las capitales 
cubre tu corazón...

¿Por qué tenés que llorar, 
es que hay otro en tu lugar que dice: 
"Vamos, vamos, la fama, 
la oportunidad está aquí".
Lo mismo me pasó a mí:
lo tienes todo y no hay nada. 

A buscar el pan y el vino 
ya fui muchas veces;
a sembrar ese camino 
que nunca florece.
¡No transés más!
 
Con la cantina y  con la cantora,
con la televisión gastadora, 
con esas chicas bien decoradas, 
con esas viejas todas quemadas,
gente re-vista, gente careta, 
¡la grasa inmunda cual fugazzetta! 

¡No se banca más! 
La grasa de las capitales no se banca más...



Charly García: teclados y voz
David Lebón: guitarra y voz
Oscar Moro: batería


domingo, 6 de diciembre de 2015

LEÓN GIECO: Déjame que te sienta


de "León Gieco" (1973)

Déjame que descanse en tus pensamientos libres.
Déjame que recorra las flores de tu tierra virgen. 
Déjame que te sienta de algodón y de sol. 

Déjame que abra tu piel cerrada de hierbas frescas.
Déjame que recorra tus pechos de frutas maduras. 
Déjame que te sienta de algodón y de sol.

Déjame que sienta tu licor de flores blancas.
Déjame que recorra tu vientre de abejas mansas. 
Déjame que te sienta de algodón y de sol.




sábado, 5 de diciembre de 2015

LAS PELOTAS: Si supieras



Si supiera a dónde ir
intentaría fugarme solo
para poder seguir,
llegar hasta la cima de todo,
sentirse vivo,
llegar hasta la inmensidad
para sentirse vivo.

Me estoy mirando en un espejo
en un mueble tan viejo
como la soledad.
Veo mi calle, los ruidos, los autos
llevándose a gente a trabajar,
a trabajar...

Si supiera adonde ir
intentaría fugarme solo
para poder seguir...


Alejandro Gómez: trompeta, trombón, percusión y coros
Gabriela Martínez: bajo y coros
Germán Daffunchio: guitarra y voz
Gustavo Jove: batería
Sebastián Schachtel: teclados
Tomás Sussmann: guitarra y coros

Ex integrantes:
Alejandro Sokol: voz y guitarra
Gillespi: trompeta


domingo, 29 de noviembre de 2015

LOS REDONDITOS DE RICOTA: Vencedores vencidos



Y ahora tiro yo porque me toca
en este tiempo de plumaje blanco.
Un mudo con tu voz y un ciego como yo,
¡vencedores vencidos!

¡Te has fugado!
¡Me hago humo!
¡Den la alarma!
Ensayo general para la farsa actual,
teatro antidisturbios.

Se rompe loca mi anatomía
con el humor de los sobrevivientes
de un mudo con tu voz, de un ciego como yo,
¡vencedores vencidos!

Leyendo diarios en un baño turco,
empañando Ray-Ban's, mascando un hueso,
tu perro, un perro cruel
con la costumbre de no contentarse con los restos.
Ovejero que descansa en manto negro.
Ensayo general para la farsa actual,
teatro antidisturbios.

En este rollo de monos de polvo
hemos perdido el rastro unos minutos,
un par de monos más, unos terrícolas,
¡vencedores vencidos!

¡Buena Suerte! ¡Y más que suerte! (sin alarma...)
Me voy corriendo a ver qué escribe en mi pared
la tribu de mi calle.

Y ahora tiro yo porque me toca
en este tiempo de plumaje blanco.
De mudo con tu voz y de un ciego como yo,
¡vencedores vencidos!

Buena Suerte! Y más que suerte! (sin alarma...)
Me voy corriendo a ver qué escribe en mi pared
la tribu de tu calle.

La banda de mi calle...


Piojo Abalos: batería
Walter Sidotti: batería


LA MOSCA: Yo te quiero dar



Todos los días "güeveando" en esa esquina,
tomando porquerías para sentirte bien.
Las alegrías que alguna vez tuviste
se fueron por el caño y nadie te avivó.
Tan solo ella te vuela la cabeza,
te vuelca la cerveza, y te cura el corazón.
Con ese humo, ese maldito humo,
transforma en esperanza tu desesperación 

Por eso yo te quiero dar algo de corazón,
iremos a festejar hasta que el mundo se abra en dos. 

Todas las noches, casi todas las noches,
pensás que a la mañana todo estará mejor.
Pero la vida te trata como el culo,
sabés que no hay futuro, solo hay tiempo que perder...
Habrá que ir juntando pedacitos,
armando despacito un sueño pa`soñar.
Las primaveras serán para cualquiera
y pobre del que quiera robarnos la ilusión.


Adrián Cionco: bajo
Fernando Castro: batería y percusión
Guillermo Novellis: voz y guitarra
Julio Clark: saxo tenor
Machi Borean: teclados, coros y percusión
Marcelo Lutri: trombón
Mariano Balcarce: percusión y coros
Pablo "Chivia" Tisera: trompeta
Raúl Mendoza: trompeta, coros y percusión
Wálter Cortagerena: guitarras, voz y coros


domingo, 22 de noviembre de 2015

SPINETTA, Luis Alberto: La búsqueda de la estrella



Las escaleras bajo sin mirar,
mi mente entonces quiere quedarse en las desgracias.
¿Qué hiciste entonces cuando todo estaba?
Esta ciudad solo muestra el sol en las ventanas.

La memoria me resulta complicada,
no me acuerdo ni de las cosas que leí.
Por favor, tu mano alada,
toda la música que cuelga suena por ti.

Después de todo tu eres la única muralla,
si no te saltas nunca darás un solo paso...

¿Te parece?...

(1950/2012)

PÁEZ, Fito: 11 y 6


de "Giros" (1985)

En un café se vieron por casualidad
cansados en el alma de tanto andar,
ella tenía un clavel en la mano. 
Él se acercó y le preguntó si andaba bien
llegaba a la ventana en puntas de pie
y la llevó a caminar por Corrientes. 

Miren todos, ellos solos
pueden más que el amor
y son más fuertes que el Olimpo. 
Se escondieron en el centro
y en el baño de un bar sellaron todo con un beso. 

Durante un mes vendieron rosas en "La Paz",
presiento que no importaba nada más,
y entre los dos juntaban algo. 

No sé por qué pero jamás los volví a ver,
él carga con 11 y ella con 6
y si reía, él le daba la luna. 

Miren todos, ellos solos
pueden más que el amor
y son más fuertes que el Olimpo. 
Se escondieron en el centro
y en el baño de un bar sellaron todo con un beso.

(Rosario, 1963)


miércoles, 4 de noviembre de 2015

VIVENCIA: El amor que me faltaba



¿Cómo gritarle a la gente
para que escuche quién soy?
¿Cómo expresar mis ideas
entre la gran confusión? 

Tengo los cinco sentidos
abiertos para el amor;
tengo confianza en mí mismo,
me doy sin ningún temor. 

Hay una crisis humana
que se llama soledad,
pero si nos sinceramos
ella tendrá que emigrar. 

En mi cuarto ya no existen las heridas,
se marcharon con los golpes de la vida.
Hoy ya nadie me molesta, ni critica ni protesta:
no estoy solo. 

A mi cuarto he regresado esta mañana
de la mano del amor que me faltaba.
Con el sol en mi ventana, recostándose en mi cama.

No estoy solo: ella duerme acurrucada.


Eduardo Fazio: guitarra y voz
Héctor Ayala: guitarra y voz



martes, 20 de octubre de 2015

PESCADO RABIOSO: Blues de Cris



Cansado de gritar por Cris,
mi mente está colgada como un árbol.

Cansado de luchar por mí,
atado a mi destino
al borde del camino volveré.



Y si la ves pasar y no habla,

es porque sabe que
atado a mi destino
sus ojos al final olvidaré.

Cansado de gritar por Cris,
mi mente está colgada como un árbol.
Cansado de luchar por mí,
atado a mi destino
al borde del camino volveré.

Y si la ves pasar y no habla,
es porque sabe que
atado a mi destino, sus ojos al final olvidaré.
Zumbando en mi caverna gris,
la voz de Cris me llega y no cesa.
Oh, zumbando en mi caverna gris,
atado a mi destino,
al borde del camino volveré.

martes, 6 de octubre de 2015

SERÚ GIRÁN: Perro andaluz



Hablamos al pasar
acerca de alguien que conozco bien. 
Me dejo atravesar,
soy como un túnel donde pasa el tren. 

Te hacés mi amiga 
si estás conmigo
pero cuando estás con otro
me deshacés, siempre.

Te encanta caretear, 
ser aceptada donde te odian más. 
Velocidad mental, 
estratagemas y saber actuar.

Quién más, quién menos 
conoce en juego.
Si así es como nos tratamos,
esto va mal, ¡muy mal! 

Soy un tonto en seguirte 
como un perro andaluz,
pero mi amor se acabará alguno de estos días...
alguna de estas noches...



Charly García: teclados y voz
David Lebón: guitarra y voz
Oscar Moro: batería


lunes, 28 de septiembre de 2015

JORGE PISTOCCHI


"El rock se nutrió de la poesía, intercambió distintas experiencias y recuperó la cultura oral y los intercambios personales. En ese sentido el rock permitió un encuentro, sobre todo porque tenía componentes profundamente humanos e instintivos..."

(Jorge Pistocchi, Bs. As., 1940/2015)



viernes, 11 de septiembre de 2015

MORIS: De nada sirve


De "30 minutos de vida" (1970)


De nada sirve escaparse de uno mismo...
Veinte horas al cine pueden ir y fumar hasta morir, con mil mujeres pueden salir, a los amigos los pueden llamar.
De nada sirve escaparse de uno mismo...
No se dan cuenta que de nada sirve tocar la batería, seguir la acería, no, de nada sirve...
Y veinte horas al cine puedes venir y fumar hasta morir, con mil mujeres pueden salir...
De nada sirve escaparse de uno mismo...
¿De qué les sirven las heladeras y lavarropas, televisores y coches nuevos y relaciones y amistades y posiciones, si están podridos y aburridos de este mundo que está podrido?
No, de nada sirve...
Los que van a la oficina dicen que todo sirve; los que van al puerto les duele las espaldas; los que hacen música creen que es lo más importante... Nada sirve si uno lo usa para la soledad interna que siempre los corre... 
Cuando están solos, están bien solitos, ya no hay guitarritas ni amplificadores, están solos en la cama y empiezan a mirar el techo y en el techo no hay nada, hay solamente un techo.
¿Qué pueden hacer? Es muy tarde, son las tres de la mañana. Los bares están cerrados, las mujeres duermen, los cines también están cerrados, la guitarra no se puede tocar sino el vecino se va a despertar. ¿Qué puedo hacer? Estoy solo, qué aburrido, no sé qué hacer, qué es mi vida, qué es este mundo, qué soy yo, ¡me voy a volver loco! No sé qué hacer...
En ese momentito se dan cuenta que todo es una estupidez, cuando van de veraneo y bailan yeah, con sus movimientos centroamericanos, sensualidad fabricada, tratan de levantar mujeres... Pero están vacíos y están muy podridos.
Volvemos a la cama, que es un gran lugar para dormir o también para fifar. Y cuando lo consiguen -en este mundo es difícil- está reglamentado. Muerdan la almohada de desesperación, no saben qué hacer con sus vidas, ya todo fracasó: han masticado chicles, han comido chocolates, han leído Radiolandia, han llamado a sus amigos, han salido con mil mujeres, han grabado treinta mil discos, han sido famosos, han firmado autógrafos, han comido hasta reventar, han fumado hasta acabar y ¿qué queda? No queda, no queda, nada queda...
Hay una cosa que sirve a esta humanidad y es darse cuenta que nada sirve si uno lo usa para escaparse de uno mismo.
Amigo, te doy un consejo, aunque yo consejos no doy: trata de hacer la prueba de parar las maquinitas que llevas dentro de ti y fijarte qué es lo que pasa cuando te agarra la soledad y te agarra el hastío.
No escuches discos de Bob Dylan o de Los Beatles, de Los Rolling Stone o de Mick Jaegger. Mucho silencio, mucho pensar, mucho meditar, nada de evasión y pensar qué es lo que pasa conmigo.
Yo soy inteligente, también soy intelectual, soy bastante inteligente pero estoy muy aburrido y estoy solo, muy aburrido. ¿Qué es lo que pasa conmigo? Yo no me lo puedo explicar. Por favor que alguien me lo diga. No puedo salir de mí, estoy muy encerrado en mi prisión de carne y hueso. No puedo salir, me voy a morir dentro de mí. Antes de morir yo quiero salir, ver las estrellas, el mar, me quiero ahogar y quiero salir de mí, por favor. Me quiero ir y quiero vivir por favor de mí, no quiero evasión y quiero vivir.
¿Qué puedo hacer?
No hay nada que hacer. Tenés que vivir, tenés que sufrir, tenés que sentir, tenés que amar, te tenés que arriesgar, te tenés que jugar, no podés tener seguridad, no podés tener ninguna propiedad. Tenés que jugarte, tenés que salir a que te rompan la cara, que te maten que te pisen. Tenés que querer a cualquiera, tenés que odiar a cualquiera.
¿Qué puedo hacer? Estoy solo y todos pasan a mi lado. Nadie me mira o si me miran es para encerrarme, y estoy muy encerrado.
De nada sirve escaparse de uno mismo...

(Mauricio Biravent, 1942)