"¿Por qué pasó lo que pasó en La Cueva y La Perla? ... Fijate: un tipo de clase media alta como Moris;
un tipo de clase media de barrio como Javier Martínez; un tipo de clase bohemia con padres músicos como Litto;
un tipo de clase baja, cabecita negra, de calle de Tierra como Tanguito; y un vagabundo sin clase como Miguel Abuelo.
La riqueza de ese intercambio en esas mesas de La Perla, entre pibes de 20 años, fue lo que hizo que ese grupo diera origen al rock nacional" (Pipo Lernoud)

lunes, 16 de octubre de 2017

SUI GENERIS: Música de fondo para cualquier fiesta animada (versión grabada en disco y también la censurada)


de "Instituciones" (1974)


Había una vez (resultado de un juez 
que era amante de los jueves)
un gran señor que sufría el deshonor 
de sus sirvientas infieles.

Y una mujer neurótica sirviendo el té
en las habitaciones de algún juez,
disponible el primer jueves del mes. 

Había una vez 
una casa con tres personas en una mesa, 
uno en inglés, el otro en francés, 
y el otro hablaba en caliente. 

Cada uno mantenía su conversación, 
que giraba en tres temas en cuestión: 
amor libre, propiedad y represión. 

Y la casa la noche pasa amablemente, 
el señor con el juez y el juez indiferente 
si alguien se ríe. 

Había una vez 
un país al revés y todo era diferente, 
todo el dolor, el oro y el sol 
pertenecían a la gente. 

En esa casa dividieron el pastel 
y no dejaron nada sin comer, 
la bandeja se la llevó la sirvienta.

Pero está la versión sin censura, en vivo (medio precaria), que nunca fue grabada en disco alguno...


en vivo, sin censura, 1974


Había una vez en la casa de un juez
una fiesta impresionante:
vino y caviar, mujeres sin bailar
y marihuana en los cuartos.

Y un presidente hablando
sobre un pueblo en paz.
Y la manera de tranquilizar
a las bocas que pedían libertad.

Había una vez una casa con tres
personas en una mesa.
Un leñador con su hijo menor
y su mujer blanca y gruesa.
Sus vidas eran miserables bajo el sol
y el que levantó el brazo con dolor
"está muerto", dijo alguien, "por error".

Y en la fiesta la noche
pasa amablemente
y hasta el juez se acuesta con el presidente,
baila y ríe...

Había una vez un país alrevés
y todo era diferente.
Todo el valor, el oro y el sol
pertenecían a la gente.
Yo miraba de lejos a este pueblo en paz,
y en mi plato no hay nada para mí,
¿qué justicia habría entonces para el pueblo?

SUI GENERIS

Charly García / guitarra, teclados y voz
Nito Mestre / voz, guitarra y flauta


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Disculpen por haber incorporado el verificador de palabras. Hay muchos comentarios electrónicos (spam)