"¿Por qué pasó lo que pasó en La Cueva y La Perla? ... Fijate: un tipo de clase media alta como Moris;
un tipo de clase media de barrio como Javier Martínez; un tipo de clase bohemia con padres músicos como Litto;
un tipo de clase baja, cabecita negra, de calle de Tierra como Tanguito; y un vagabundo sin clase como Miguel Abuelo.
La riqueza de ese intercambio en esas mesas de La Perla, entre pibes de 20 años, fue lo que hizo que ese grupo diera origen al rock nacional" (Pipo Lernoud)

sábado, 8 de febrero de 2014

SPINETTA, LUIS ALBERTO: Cantata de puentes amarillos

LUIS ALBERTO SPINETTA: 23/01/1950 - 08/02/2012


de "Artaud" (1973)

Todo camino puede andar,
todo puede andar... 

Con esa sangre alrededor
no sé que puedo yo mirar,
la sangre ríe idiota
como esta canción
¿ante qué? 

Ensucien sus manos como siempre.
Relojes se pudren en sus mentes ya. 

Y en el mar naufragó
una balsa que nunca zarpó,
mar aquí, mar allá.

En un momento vas a ver
que ya es la hora de volver
pero trayendo a casa todo aquel fulgor
¿y para quién? 

Las almas repudian todo encierro,
las cruces dejaron de llover .

Sube al taxi, nena,
los hombres te miran,
te quieren tomar.
Ojo el ramo, nena,
las flores se caen, tienes que parar.

Ví las sonrisas muriendo en el carrousell
Vi tantos monos, nidos, platos de café... ah... 

Guarda el hilo, nena,
guarden bien tus manos esta libertad.
Ya no poses, nena,
todo eso es en vano
como no dormir.

Aunque me fuercen yo nunca voy a decir
que todo tiempo por pasado fue mejor...
mañana es mejor.

Aquellas sombras del camino azul,
¿dónde están? 
Yo las comparo con cipreses que vi
solo en sueños.
Y las muñecas tan sangrantes
están de llorar.
Yo te amo tanto que no puedo
despertarme sin amar...
Y te amo tanto que no puedo
despertarme sin amar...

¡No! Nunca la abandones.
¡No! Puentes amarillos.
Mira el pájaro, se muere en su jaula...
¡No! Nunca la abandones.
Puentes amarillos...
Se muere en su jaula...
Mira el pájaro, puentes amarillos...
Hoy te amo ya
y ya es mañana,
mañana...


Autor: Luis Alberto Spinetta


lunes, 3 de febrero de 2014

GIECO, LEÓN: El fantasma de Canterville


de "PorSuiGieco"
(versión de la primera tirada, que luego fue censurada, 1976)

Yo era un hombre bueno, si hay alguien bueno en este lugar... 
Pagué todas mis deudas, pagué mi oportunidad de amar, 
sin embargo estoy tirado y nadie se acuerda de mí,
paso a través de la gente como el fantasma de Canterville. 

Me han ofendido mucho y nadie dio una explicación. 
¡Ay!... Si pudiera matarlos, lo haría sin ningún temor, 
pero siempre fui un tonto que creyó en la legalidad, 
ahora que estoy afuera, ya sé lo que es la libertad.

Ahora que puedo amarte, yo voy a amarte de verdad.
Mientras me quede aire, calor nunca te va a faltar. 
Y jamás volveré a fijarme en la cara de los demás: 
esa careta idiota que tira y tira para atrás. 

He muerto muchas veces acribillado en la ciudad, 
pero es mejor ser muerto que un número que viene y va. 
Y en mi tumba tengo discos y cosas que no me hacen mal, 
después de muerta, nena, vos me vendrás a visitar.

Intérprete: León Gieco
Algunos pocos ejemplares de la primera edición del álbum PorSuiGieco incluyó, en lugar del Antes de gira que se anunciaba en la contratapa del LP, una versión de "El fantasma de Canterville" con su letra original, que la censura había prohibido. (Cuando León Gieco quiso grabar el tema para su álbum solista de 1976 -que se llamó precisamente El fantasma de Canterville- tuvo que hacer modificaciones y cantar, por ejemplo: "Me han ofendido mucho y nadie dio una explicación, hay si pudiera odiarlos lo haría sin ningún temor". Y luego: "Es que siempre fui un tonto que creyó en la humanidad..." Más tarde: "He muerto muchas veces rodando sobre la ciudad..."). Esta situación -una jugada de los músicos y del productor Jorge Álvarez para burlar la censura- hizo, entonces, que algunos de los primeros compradores del LP PorSuiGieco se encontraran con una especial sorpresa.